Un programa permite hackear Snapchat

¿Querés quedarte con las fotos que te enviaron? Te contamos cómo

Snapchat es un sistema de mensajería instantánea entre celulares con el que podés compartir imágenes de diversos tipos, pero que se caracteriza por su volatilidad. De chica, cuando me empecé a interesar en el hacking (entendido en un sentido más estricto que el que utilizamos en el sitio habitualmente), cuando algo no me salía me decía: todo lo que puede ser construido puede deconstruirse y todo lo hecho por una humana se puede hackear. Con el tiempo noté que en realidad prácticamente todo se puede hackear, pero bueno, aquello era una suerte de mantra del que asirme para sostener mis esfuerzos y no dejar trabajos a medias.

Hace poco te comentaba que este tipo de aplicaciones tan prometedoras pueden ser algo traicioneras si confiamos ciegamente en que el resto de las personas las usará como nosotras lo hacemos. Por ejemplo, pueden tomarse capturas de pantalla y de esta forma guardar la imagen para tiempos venideros. Otra alternativa es utilizar un emulador de Android o una aplicación como Airdroid que permite controlar tu teléfono de forma remota, y capturar desde una computadora, lo que además nos permite hacer mejores capturas de pantalla.

Hoy estuve investigando algunas alternativas para poder guardar las imágenes que te llegan a través de Snapchat. El principio además de básico es lógico: en algún lado está la foto que estás viendo, al igual que en algún lado está el software que las borra. Ahora, si ves una imagen en tu teléfono, durante el tiempo que podés verla, está DENTRO de tu teléfono, por lo que quedarse con ellas no debe ser muy difícil simplemente hay que buscar dónde se almacenan estas imágenes.

Leyendo un poco me encontré con que las imágenes se guardan con una extensión particular. La extensión sería el “apellido” de un archivo, por ejemplo, la extensión que utiliza Micro$oft Word para sus archivos es .doc o .docx, bueno, en el caso de Snapchat la extensión es .jpegnomedia. Por lo que el desafío es encontrar dónde se guardan estas imágenes, ahora que tengo la extensión será bastante fácil. Ahora, es muy importante que NO veas la foto, porque en el momento en que lo hacés, el programa te da los segundos que la usuaria que te la envió haya decidido que tenés para verla. Hurgueteando un poco me encontré con una app para Androids rooteados y iOSes jailbrekeados (en lenguaje no geek: que tienen permisos de superusuaria) llamada Snapgrab, que permite justamente extraer las imágenes antes de que sean vistas, y de esta forma elimina el tiempo límite que tenés para verla.

¿Por qué se puede hacer esto? Porque la gente que desarrolla Snapchat no se ha puesto a pensar en que tal vez sería bueno que su aplicación incluya un borrado seguro o un sistema de encriptación de imágenes que confiera mayor privacidad a sus usuarios.

En fin, hoy algo simple, podés bajar Snapgrab desde aquí, pero lo importante en esta nota no es que existe una aplicación para poder guardar las fotos que alguien te envía, sino un razonamiento anterior y más simple: si podés ver algo en tu teléfono, es que está, momentáneamente, en algún lugar de tu teléfono. Sólo tenés que buscarlo.

¡Happy Hacking!

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

Periodista, ex directora de algunos medios, ex docente, ex trabajadora, ex uberante. Productora musical, militante social, murguera, programadora, diseñadora. Hacker. @PabloLozano13

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...