Según estudios buscar en Google está afectando la capacidad de recordar

Cada vez que hay un hecho que a Google le parece destacable en un país, la home del buscador amanece (en realidad, lo está desde las 0 del día en cuestión) con un logo, a veces interactivo, otras estático, que además de permitirnos jugar, nos lleva a búsquedas que obtienen como resultado información sobre el evento. Así es que, cuando fue el centésimo aniversario del nacimiento de Cortázar -por ejemplo- Google puso un Doodle alegórico para Argentina, que estaba festejando este hecho.

Hasta ahí todas estamos informadas, todas lo vimos alguna vez, y hay que conocer que se trata de algo que resulta muy simpático. El tema es lo que hace el 90% de los diarios con esa simpatía. En lugar de continuar con el espíritu de Google, y publicar información alusiva, publican que Google sacó un Doodle sobre (supongamos) Anders Jonas Ångström, lo cual produce la paradoja de que lo interesante no es una recordar o informarse sobre Anders Jonas Ångström, sino sobre Google. La mediocridad está cuando Google es noticia. Si buscás en este sitio el nombre del buscador, te vas a encontrar con kilos de notas denunciando las prácticas del gigante de la venta de personas, no lo hemos publicado como noticia pues para nosotras no es algo nuevo, sí como denuncia. Pero no, en el universo de las empresas periodísticas, lo lícito es hablar sobre un logo y no sobre algo o alguien que -por buenos o malos motivos- pudo trascender su muerte biológica.

memoriaNo sé si este concepto tenga o no una definición, pero seguramente tenga que ver con el efecto Google, que es el tema de la nota de hoy. Este efecto fue descrito en 2001 por Betsy Sparrow, una investigadora de la universidad de Columbia, Jenny Liu de la de Wisconsin y Daniel M. Wegner de Hardvard. Según las investigadoras se trata de la tendencia a olvidar la información producto de que “siempre está a disposición” en la nube y siempre podemos buscarla. Google nos permite no tener que recordar pues siempre podemos utilizarlo para buscar, y lo mejor, es que nos permite no tener que tomar un libro, donde la búsqueda es menos simple, además, claro, de permitirnos no saber, pues está siempre a nuestra disposición. Es decir: no saber y no esforzarse, pues podemos buscar soluciones en un software (y no, no es una precuela de Terminator).

Sparrow, retoma un concepto no utilizado en el mundo digital sino en el del estudio de la memoria, que es el de la memoria transactiva, que fue sugerido por Wegner para definir el fenómeno de que una investigadora se despreocupe de retener conocimientos que posee otra integrante del grupo. Esto tiene por primer consecuencia una dependencia establecida hacia internet, cuya pérdida según otras investigadoras causa efectos similares a la pérdida de una amiga.

Los estudios incluyeron cuatro experimentos. En la primer parte, las participantes debían responder preguntas de una trivia. Para eso usaron un software que les exigía decir de qué color eran las palabras que les eran mostradas. Algunas de las palabras estaban relacionadas con motores de búsqueda, estas palabras tenían un tiempo de respuesta menor, lo que según las investigadoras indica que las participantes pensaban en los motores de búsqueda cuando buscan información.

En la segunda parte del experimento las participantes leían algunas frases relativas a las preguntas que se les había hecho y, bajo la advertencia de que luego no podrían verlas, debían recordarlas. Las frases que fueron leídas más recientemente, fueron recordadas con mayor claridad por las participantes, lo que sugiere que nuestras memorias están adaptadas a la búsqueda de información en Internet.

En la tercer fase debían escribir en una computadora algunos detalles sobre las respuestas a las preguntas que se les había hecho. Cuando las participantes tipeaban lo que se les había requerido, un tercio de las veces la computadora en la que escribían les informaba que la entrada había sido guardada, otro tercio les decía que la entrada fue guardada en las carpetas HECHOS, DATOS, INFORMACIÓN, NOMBRES, ITEMS o PUNTOS, y el tercio restante de las veces la computadora les decía que la entrada había sido borrada. El final de esta tercer fase incluía un subjercicio para el que se les dijo a las participantes que podrían utilizar la información que habían escrito al comenzó de la fase. Los resultados mostraron que las participantes recordaban mejor las respuestas que habían escrito y cuyo contenido no había sido guardado por la computadora. En otras palabras: cuando sabían que no podrían acceder a la información nuevamente -y luego de haberla escrito- el recuerdo era más claro que en las que estaban disponibles para ser accedidas.

La fase final del experimento demostró que cuando se les pedía información que teóricamente había sido guardada en algunas de las carpetas, recordaban vivamente en qué carpeta estaba la entrada que buscaban.

Las conclusiones de los experimentos llevados adelante para probar la teoría del efecto Google, señalan que la gente puede recordar la información si no sabe dónde encontrarla y que al mismo tiempo podemos recordar cómo encontrar lo que necesitamos si no podemos recordar una determinada información.

Según Sparrow, “no somos huecas e irreflexivas que no tenemos recuerdos, pero nos estamos volviendo particularmente adeptas a recordar dónde buscar las cosas”. Tal vez estés pensando que no es Google el único buscador que genera resultados tan nefastos, desde esa perspectiva estás en lo cierto en la medida de que no es el único buscador, el asunto es que Google es software y el software se diseña con un determinado objetivo, entre ellos el ser la respuesta a una necesidad que puede ser resuelta de otras formas. Este objetivo que se proponen sólo empresas de esas características -y no buscadores como DuckDuckGo- hace que a partir del diseño se busque generar dependencia. No me refiero a diseño estético, sino a los resultados obtenidos a nivel experiencia luego de realizar una búsqueda con Google. Esa razón por la que lo usás a diario no es que satisface tus necesidades, es que no estás pudiendo dejar de usarlo.

Dale una probadita a DuckDuckGo, y rehabilitate del efecto Google.

¡Happy Hacking!

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

Periodista, ex directora de algunos medios, ex docente, ex trabajadora, ex uberante. Productora musical, militante social, murguera, programadora, diseñadora. Hacker. @PabloLozano13

compartí, discutí, comentá

1 Comment to Según estudios buscar en Google está afectando la capacidad de recordar

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...