Pautas para resolver cuelgues frecuentes de tu PC (Window$)

Aunque a muchas personas les resulte desagradable, la mejor opción para evitar que se te clave la computadora es no usar Window$. Pero para quienes quieran seguir usando ese sistema operativo hoy te traigo algunas alternativas.

Lo primero es el diagnóstico. Las causas, como en todo, son múltiples. En el caso de una computadora puede tratarse de software, hardware o ambos. Si llevás mucho tiempo sin limpiar tu computadora, la tenés en el piso, vivís en una zona húmeda (o en la que hay mucho viento) y situaciones similares, probablemente tu hardware esté sucio y esto produzca que los ventiladores no alcancen a refrigerarla y termine clavándose por recalentamiento. Esto es pésimo, ya que el hardware tiene una temperatura de funcionamiento óptimo y en caso de que funcione de forma prolongada en una temperatura a la que no está previsto que funcione, éste termina seriamente afectado y con el tiempo comienza a malfuncionar hasta dejar de hacerlo.

En caso de que tu computadora esté limpia, sacando los virus de lado, centrémonos en el caso del software. Muchas personas abren una gran cantidad de aplicaciones en simultáneo, esto va a ralentar tu sistema operativo pues muchos programas, consumen muchos recursos, y obligan al sistema operativo a realizar una gran cantidad de operaciones en simultáneo para poder mantenerlas todas abiertas, esto en el caso de Window$ lleva a que éste se “sobreocupe” y termine colgándose. Ante esta situación, sobre todo si acabás de iniciar un programa, esperar unos minutos (entre 5 y 10 está bien), para que el sistema se estabilice. Algunos Window$ reconocen cuando un programa se clavó y está generando que todo el sistema lo haga, automáticamente nos notifican de esto y nos dan la alternativa de esperar, cerrar el programa o abrir el administrador de tareas. Si justo estabas trabajando sobre un archivo y no confiás en el sistema de copias de respaldo, podés elegir lo primero, en caso de que no te importe (o no lo hayas estado haciendo), podés seleccionar el cierre forzado del programa en cuestión. El problema es cuando luego de clicar esta opción no pasa nada. En este caso, vamos a abrir el administrador de tareas.

Este es el famoso control+alt+supr que debe ser el comando más conocido de Window$. Presionás en simultáneo esa combinación de teclas y, dependiendo de tu versión de Window$, el sistema te va a ofrecer un menú del alternativas entre las que vas a ver varias columnas, las que estamos buscando son la de Aplicaciones y la de Procesos.

Siempre recomiendo matar los procesos antes que las aplicaciones, pues es más rápido y casi nunca falla. Lo que tenés que hacer es buscar el proceso en cuestión (supongamos: Firefox), seleccionarlo, y dar click en “finalizar” o “cerrar proceso”. Una vez hecho esto, deberías volver a tener el control de tu computadora. En esta misma ventana, vas a poder ordenar los procesos por consumo de CPU y de memoria RAM. En caso de que ninguno de los programas aparezca como que no responde, seleccioná el que más CPU esté consumiendo y cerralo, si el problema persiste, cerrá el que más memoria RAM consuma. Dato: no vas a poder guardar ningún cambio que hayas estado haciendo.

En caso de que no suceda, te recomiendo reiniciar la PC. En el administrador de tareas vas a encontrar esta opción. Nunca reinicies desde el botón del gabinete pues al cerrar abruptamente todo el sistema operativo podés dañar el sistema de ficheros, y si te pasa esto, vas a tener que reinstalar todo. En casos extremos también podés dañar tus propios archivos, por lo que -sabé- que aunque parece simple y casi nunca pasa nada, cada vez que reseteás desde el botón para no esperar, ponés en riesgo toda tu información. Esto último se aplica también para el caso de que apagues forzadamente la máquina.

En caso de que al presionar control+alt+suprimir nada suceda (y no puedas nisiquiera mover el cursor del mouse), hayas esperado un determinado tiempo para ver si recuperás el control y nada cambie, vamos a arriesgarnos y apagar la computadora presionando el botón de encendido. En muchos gabinetes, actualmente además de presionarlo, tenés que sostener el botón hasta que se apague la máquina.

Una vez hecho esto, te recomiendo esperar, más si donde vivís es verano pues todo tiende a recalentarse. En caso de que creas que tu computadora está muy sucia, te recomendamos abrirla y limpiarla, en caso de que te conste que no lo está, vamos a volver a prenderla. Una vez hecho esto, dejala que inicie tranquilamente (esperá a que termine de cargarse todo antes de abrir algún programa) y vamos a hacer algunas cositas para alivianar la carga y evitar futuros cuelgues.

Una vez que cargó todo buscá el “liberador de espacio en disco”, una opción que al menos en Window$ XP se encontraba clicando en “inicio”, luego en “programas”, allí en “Accesorios”, donde vas a encontrar otra subcarpeta llamada “herramientas del sistema” y dentro de ella la que estamos buscando. En Window$ 7 en adelante, por lo general al abrir el panel de control, podés tipear en el buscador de arriba a la derecha un determinado programa, si no lo encontrás dentro de panel de control, buscalo ahí. Una vez abierto, ejecutá todos los pasos que el programa te indica y seguí al paso siguiente.

Dentro de las herramientas de sistema vas a encontrar otra llamada “desfragmentador de disco”, abrilo y ejecutalo. La fragmentación de disco se produce -en teoría, si me equivoco alguien por favor corríjame pues hace milenios no uso Window$ y puedo recordar mal- cuando el sistema operativo guarda dos partes de un mismo archivo en dos puntos diferentes del disco rígido. Al desfragmentar, lo que hacemos es unir esas partes para que el lector y el disco no requieran de tanto movimiento a la hora de abrir esos archivos.

Lo siguiente es ejecutar un antivirus no te voy a recomendar ninguno, pues no sabría cuál funciona mejor y hoy hay muchos Window$ instalados pero ninguno es mayoritario como para decirte cuál conviene. Sí te cuento que podés hacer un experimento -y de paso aprender mucho de tu sistema operativo- abriendo el administrador de tareas, yendo a la solapa de “procesos” y ordenarlos respecto de quién los está ejecutando. Todos los que aparezcan con tu nombre de usuario o el de “administrador” son los que el sistema registra como que vos abriste. Probá buscar en DuckDuckGo cada uno de esos procesos, pues allí vas a ver los virus que se están ejecutando, por lo que si alguno es un virus, vas a encontrarlo en los resultados de búsqueda, lo finalizás, y ya podés buscar también cómo eliminar ese virus.

En fin, para hoy algo simple, que puede sacarte del paso en muchas ocasiones. Esto no es una solución definitiva, pero sirve. Si te cansás de hacer esto, la sugerencia es migrar a software libre, estable y que respeta tus derechos.

¡Happy Hacking!

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

Periodista, ex directora de algunos medios, ex docente, ex trabajadora, ex uberante. Productora musical, militante social, murguera, programadora, diseñadora. Hacker. @PabloLozano13

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...