¿Por qué es mejor que nuestros textos sean libres?

 

Hoy en día es anacrónico utilizar el copyright tradicional que prohíbe casi cualquier acción sobre un material intelectual sin contar con el permiso del autor o dueño del «derecho de copia».

En verdad, no sólo los textos útiles a la humanidad deberían ser licenciados bajo licencias libres, sino también cualquier otro material como por ejemplo la música, las películas, cualquier clase de video (tener en cuenta que youtube actualmente brinda una opción de licenciamiento libre), fotos (idem con Flickr y otros servicios)… y, por supuesto: ¡el software! En definitiva debería redundar en beneficios, tanto para el autor como para el usuario.

El suplemento HACKERS trata sobre todo acerca del Software Libre, generalmente licenciado bajo la GPL escrita por Richard Stallman de la FSF, quien comenzó este movimiento que se extendió a otros rubros posteriormente.

Hoy en día es anacrónico utilizar el copyright tradicional que prohíbe casi cualquier acción sobre un material intelectual sin contar con el permiso del autor o dueño del «derecho de copia». Por tal motivo, por el «derecho a leer», Stallman creó el concepto de «copyleft», que sería algo así como el inverso del copyright. A las licencias libres de la Free Software Foundation les siguieron las de Creative Commons, las cuales tuvieron la virtud de popularizar el asunto haciendo más comprensible su texto y su implementación.

 

El copyright tradicional puede haber servido para una época determinada de la humanidad, sobre todo antes de la era digital, pero ha quedado caduco y sólo produce incomunicación.

¿Qué ventajas hay en que alguien copie mis obras? Depende de qué clase de obra sea, por ejemplo, vos nunca perdés el «derecho de copia», sólo que publicás tu material bajo una licencia que le permite a otras personas hacer determinadas cosas con la misma, por ejemplo, puede permitirles copiar pero no modificar, o puede prohibirles hacer uso comercial, pero obligarlos a explicitar quién es el autor original. Si mejorás tu obras, la actualizás o lo que sea, podrías incluso cambiar la licencia hacia una más o menos libres, siempre tenés el control.

 

El copyleft es un hackeo sobre el copyright tradicional. A los músicos les brinda la ventaja de que sus fans y posibles futuros oyentes conseguirán de un modo mucho más rápido las canciones y por tal motivo podrían ganar más dinero vendiendo entradas en los recitales: está repleto de ejemplos al respecto… uno de los más destacables tiene como actor a la famosísima banda de rock Radiohead, la cual entendió muy bien el asunto cuando hizo el video House of cards, el cual fue publicado bajo licencia Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.04. Es decir: los usuarios deben reconocer quién es el autor, no pueden hacer un uso comercial de la obra, y deben reproducirla sin modificaciones.

No es una licencia tan libre, pero al menos no tienen que pedir permiso para reproducirla y no tienen siquiera que pagar para disfrutar de ella.

Una nota aparte merece el patentamiento: a no confundirlo con el licenciamiento. Aunque es el mismo principio que implica «no compartir», siempre es necesario no confundir una cosa con la otra porque el patentamiento es MUCHO peor que el licenciamiento privativo, dado que prohíbe las ideas, en cambio el licenciamiento privativo prohíbe apenas una obra.

 

Por ejemplo, si prohibís a otros implementar el doble click del mouse porque lo patentás (algo que es así, pero nadie le da bola), es mucho peor que prohibir la copia de un programa que usa esa idea. Si patentás una semilla de maíz, prohibís a millones de granjeros cultivar determinada especie vegetal… en cambio si licenciás un libro de agronomía que enseña a cultivar maíz bajo copyright privativo, sólo estás prohibiendo la copia de ese libro, mientras que los granjeros podrán seguir sembrando maíz a diestra y siniestra. Un paso más adelante sería publicar el libro bajo copyleft, y con esa licencia libre la distribución sería quizá más masiva y producirías un avance importante en la soberanía alimentaria de los pueblos.

Es el mismo principio que sigue Wikipedia: al utilizar licencias libres habilita la colaboración, se crean comunidades y el conocimiento se desarrolla de forma exponencial, superando cualquier otra enciclopedia conocida antes por el ser humano: todo gracias a dejar de lado la mezquindad del copyright tradicional.

 

En el campo de las noticias, sitios de entretenimiento y demás, las ventajas son obvias porque si otro medio levanta/copia un artículo de nuestra  web, deberá incluir un link al original y eso aumentará nuestro posicionamiento web en los motores de búsqueda como Google o DuckDuckgo.com, etc., redundando al final en más visitantes y/o más ganancias en conceptos de publicidad. El usuario no deberá pedir permiso para copiar el material, pero la licencia libre Creative Commons que elijamos le solicitará que especifique quién es el autor y dónde fue publicada nuestra obra, entre otras cosas.

* Las licencias más libres son las siguientes:

Atribución (by): Se permite cualquier explotación de la obra, incluyendo la explotación con fines comerciales y la creación de obras derivadas, la distribución de las cuales también está permitida sin ninguna restricción. Esta licencia es una licencia libre según la Freedom Defined.

Reconocimiento – Compartir Igual (by-sa): Se permite el uso comercial de la obra y de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original. Esta licencia es una licencia libre según la Freedom Defined.

* Las menos libres, son las siguientes:

Atribución – No Comercial (by-nc): Se permite la generación de obras derivadas siempre que no se haga con fines comerciales. Tampoco se puede utilizar la obra original con fines comerciales. Esta licencia no es una licencia libre.

Atribución – No Comercial – Compartir Igual (by-nc-sa): No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original. Esta licencia no es una licencia libre.

Atribución – Sin Obra Derivada (by-nd): Se permite el uso comercial de la obra pero no la generación de obras derivadas. Esta licencia no es una licencia libre.

Atribución – No Comercial – Sin Obra Derivada (by-nc-nd): No se permite un uso comercial de la obra original ni la generación de obras derivadas. Esta licencia no es una licencia libre, y es la más cercana al derecho de autor tradicional.
Para más información:
http://creativecommons.org.ar

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...